Calificación del usuario: 5  / 5

Estrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activas
 


Escrito por:
Yorguin Angarita Reina.
Administrador de Empresas, UNICIENCIA.
Especialista en Medio Ambiente.
Especialista en Gerencia Pública.


Hay que celebrar en Colombia que, gracias a la persistencia del gobierno colombiano y sus propuestas, fue aceptado el país en la OCDE. Todo el mundo debe apostarle al crecimiento verde y a la mejoría del bienestar social y económico, siendo este un concepto que incluye el desarrollo sostenible y las mejores condiciones del entorno climático.

Todos debemos estar supervisando la reforestación mundial, porque las mismas políticas de los países subdesarrollados favorecen las empresas extranjeras que sacan su usufructo de las materias primas obtenida del subsuelo, en países como el nuestro, dueños de una gran biodiversidad de fauna y flora, explotado por las depredadoras empresas extranjeras o en convenios para la explotación de los recursos naturales, con empresas nacionales.

Ahora recordemos el problema del AGUA. Cada uno de nosotros debe tomar conciencia de la conservación de este recurso natural en vía de extinción. Es allí en donde importan más los intereses económicos de buena parte de los ricos de este país, quienes poseen los títulos mineros para la explotación del subsuelo de la tierra. Todos los gobiernos de turno hablan de la protección del medio ambiente, pero nadie lo aplica. Siempre he sostenido que la minería es un importante renglón de la economía de nuestro país, pero debe explotarse con tecnología de punta. Y esta tecnología precisamente es la que no le conviene a las empresas explotadoras. Vuelvo nuevamente y traigo a colación la economía minera de nuestros vecinos, Chile, Ecuador, Bolivia y Perú, todos con la última tecnología y supervisada directamente por cada uno de estos Estados.

En la Misión y Crecimiento Verde aparecerán nuevas oportunidades económicas, tales como la bioeconomia, es decir los bienes y servicios a favor del desarrollo sostenible, solicitada por los mercados extranjeros con crecimiento del mercado local. También la creación de energías alternativas como la solar, eólica, etc., para lo cual se debe lograr la formación y capacitación en universidades y centros de estudios. Para conseguir todo esto se debe hacer una gran alianza, público privada y social para el futuro colombiano, estando inmersos en una economía global.

 

RETOS

  • Se deben brindar facilidades e incentivos a cada una de las empresas para que estas se comprometan en negocios ejerciendo una política de crecimiento verde, compatible con sus ecosistemas y viabilizando con proyección al futuro.
  • Se deben generar procesos educativos con dinámicas de innovación para obtener un crecimiento verde y compatible con todo su entorno.
  • Se debe producir más barato, haciendo un uso eficiente de los recursos a cuidar, tales como el agua, o cualquier otro recurso natural en vía de extinción.
  • Como conclusión, no solo se trata de estar entre las mejores empresas colombianas, sino que trabajen para el país, con el fin de competir en los mercados externos y mejorar la imagen institucional.