Calificación del usuario: 5  / 5

Estrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activas
 


Escrito por:
Yolanda Salamanca Pinilla.
Abogada Uniciencista.
Profesional en Trabajo Social.
Especialista en Gestión Humana.
Creadora de Lideres F4 (Fe-Familia-Fuerza y Fuente).


Apreciados lectores del boletín Uniciencista: un escrito participativo, abierto y generoso ¡gracias! Por seguirnos y compartir su tiempo con esta lectura. Ofrezco mi fraternal abrazo a todos.

En estos días, leí en una foto de WatsApp una frase “Inteligente es quien solo cree la mitad de lo que oye. Brillante es aquel que sabe qué mitad creer”, una responsabilidad interesante, de tal forma que todo lo que se diga, se escriba y se lea es nuestro reto saberlo discernir. En el País les parece normal la burla, que difamen, hagan bullying a sus hijos, y les vulneren su intimidad, que asesinen líderes sociales, el noticiero no exalta “si un patrocinador no paga”. Tantas personas que trabajan con bondad y dedicación por los seres humanos desprotegidos, y no lo resaltan en los medios, pero si un corrupto que sale por vencimiento de términos muerto de risa, o un tema “viral” en las redes sociales, que cause gracia, cosas que son de un segundo plano.

Los seres humanos son valiosos, somos los verdaderos protagonistas de esta vida; es decir estamos encaminados a perder el tiempo, en vez de utilizarlo a nuestro favor; a observar vulnerados nuestros derechos, a que seamos personas que levantemos la voz para que se respeten, y a defender nuestros recursos y la Constitución; en el país todo se vende y se compra, con el patrocinio de los grandes y encumbrados “lideres”. Pero usted, súmese a los que no se venden, a los que no se alienan a un computador, celular, tablet o cuanto sistema sofisticado sea inventado con el fin de manejar sus decisiones, su tiempo, y relaciones, por lo menos regálese unos minutos para disfrutar de un paseo, para entrar en contacto con la naturaleza hermosa, imponente y verde, con el colorido de las aves, saben más los extranjeros, que muchos de nosotros de los recursos de Colombia porque en sus “misiones”, andan por todo el territorio mirando que sonsacarle al Gobierno de turno, y estos pobres deslumbrados todo lo negocian, es triste, pero no se sume a la tristeza tampoco, viva, hable con sus padres, amigos, llámelos pero no a quejarse de que está gastando minutos, las redes están para acercar a los que están lejos, no para alejar a los que están cerca, nadie reemplazara el tiempo, ni la buena energía que trae el tomarse un café, una cerveza, o un buen trago de vino con un amigo o amiga, pero si es su decisión, siga pegado a su correo, al internet, quizá leyendo a veces bobadas de otros que no le aportan nada a su crecimiento, sino pérdida de tiempo. Use las redes para su beneficio, para su estudio, para conocer temas, pero no para dejar de vivir las buenas relaciones con las personas que lo rodean.

Todo en principio es bueno, solo que en ocasiones esos brillantes que se requiere para elegir, no la explotamos y caemos en la simplicidad, en unos años los jóvenes de hoy, es posible que sepan muchas cosas, pero estarán sordos por el uso de audífonos, aislados, y se perderán unas buenas cosas que no están disfrutando. La vida está pasando, está sucediendo ya, pero no están de protagonistas, están de espectadores, en la banca como los buenos jugadores que ven desde la tribuna perder a su equipo, y nunca se sabrá si al haber jugado el resultado hubiese sido otro. No se enrede, viva y disfrute, comparta, converse y si, . Tanta foto, cháchara, burla, tantos buenos deseos en ocasiones cansa, acosa, a veces necesitamos de nuestros seres queridos una sencilla y buena relación, de alguien que por lo menos sepa preguntar siquiera ¿Cómo estas hoy? son más la veces que necesitamos una voz de apoyo, que copia de una imagen de internet, así esté llena de hermosas palabras, necesitamos un amigo o amiga de carne y hueso, ¡Cosas de la vida!