Calificación del usuario: 5  / 5

Estrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activas
 


Escrito por: José Miguel González A.
Docente Uniciencia, Contador Público.
Especialización Revisoría Fiscal.
Estudiante Maestría en Contabilidad Internacional NIC-NIIF Fase II. Normas Internacionales NIC y NIAS.


Vemos con beneplácito la renovación de la clase política santandereana, con gente joven, preparada, profesional, y con ganas de cambios políticos, económicos y sociales para mejorar la calidad de vida de los santandereanos.

Sin embargo, nos preocupa que la mayoría de ellos vienen de familias políticas que durante los últimos 50 años solo han desangrado las arcas municipales, departamentales y nacionales, sin obras públicas, servicios médicos adecuados, acceso a una educación de calidad y con las últimas tecnologías. Igualmente, no se ve la inversión por falta de mayor control de las IA.

Es la oportunidad de invitar a los Santandereanos para que el próximo 27 de octubre de 2019, acudamos a las urnas, para ejercer el derecho al voto y a elegir bien. No más políticos de antaño, queremos el cambio para que nuestros hijos, nietos y bisnietos tengan un mejor futuro con un país democrático, inversiones de capital, mejores servicios de salud y educación para todos, empresas generando oportunidades laborales o profesionales emprendedores generando empresas con el apoyo gubernamental.

Invito a los Santandereanos a votar por la nueva fuerza política representada en las mujeres que han tomado las banderas de cada partido para llegar a la alcaldía, gobernación, consejo municipal y asamblea departamental. Con esfuerzo, trabajo y competencia profesional están demostrando que son unas guerreras capaces de gobernar con responsabilidad, transparencia, honorabilidad y honradez.

A los políticos de la nueva generación les pedimos un compromiso con Santander y con cada municipio que representan y van a gobernar. No más corruptos, mermelada, compra de votos, promesas falsas.

El futuro está en nuestras manos, Santander vota bien.